Contenido de este artículo
Una historia qué contar
Hitos de la historia
Encuentro con Juana Gratias
Constituciones de 1872
Todas las páginas

Normas de vida: Las Constituciones de 1872


Varios reglamentos había redactado Francisco Palau para sus comunidades abiertas desde 1865 a 1870, pero ninguno satisfactorio. La intervención directa del Fundador suplía la ausencia de una normativa homogénea para todas las casas. Consciente de su compromiso encomendado por el P. Pascual de Jesús María, al concederle la patente de Director de redactar unas reglas acomodadas a la condición de terciarios y terciarias, en 1867 presentó unos Estatutos al Obispo de Mallorca, que solo era un ensayo de carácter provisional. Remitían al cumplimiento de la Regla de S. Alberto, y su último artículo afirmaba que los Hermanos ese regularán por las Reglas y Constituciones del Carmen Descalzo. A la altura de 1870 había conseguido poner en marcha una auténtica familia religiosa, que se inspiraba en el legado histórico del Carmelo Teresiano y se organizaba como orden tercera regular del mismo.

A principios de 1872, tenía el texto de unas Constituciones, preparado por él, según los requisitos indicados en la patente de Director y con las sugerencias, que le hiciera el P. Pascual de Jesús María, salía de las prensas tipográficas antes de fallecer en Tarragona. Por cuya urgencia y la multiplicación de las comunidades, se decidió a llevarlo a la imprenta. Llegó a las Comunidades casi al mismo tiempo que la noticia de su muerte. Su última voluntad quedaba bien manifiesta en este testamento espiritual. Era consciente de que el nuevo texto constitucional, no era, ni podía ser un código definitivo.

Para algunos la aplicación normativa constitucional quedaba en entredicho Quienes sintieron el reclamo de la fidelidad entendieron, que no existía motivo para apartarse de estas Constituciones, cuyas notas destacadas son el Carmelitanismo, pues estaban basadas en los textos legales del Carmelo Teresiano, y la estructura general de la familia religiosa: gobierno, organización interna, tenor propio e vida interna y comunitaria y misión o actos de caridad.

Lo específico de las Hermanas se introducía así: “Además de la oración continua, serán destinadas a la caridad para con el prójimo en los actos que estime útiles el director” (XII,2). El Fundador centra su atención en dos actividades apostólicas concretas: servicio a los enfermos y enseñanza (XIII).

El 20 de marzo muere, rodeado de sus hijas en Tarragona, el P. Francisco Palau, Fundador de la Congregación.

Después de la muerte del P. Fundador, se verificó una escisión de la Congregación en dos ramas:

- Tarragona

- Barcelona.

El grupo de Barcelona siguió bajo la guía de Juana Gratias, la primera hija espiritual, que ha seguido siempre al padre Palau, y su fiel colaboradora en la fundación, desde los primeros pasos en Francia (1846, Lérida, Aytona (1848), Ciudadela(1860).

1878. – Aprobación Diocesana de la Congregación. Las eficaces gestiones de Juana Gratias lograron que el 18 de diciembre de este año, D. Ignacio Pla y Martí, Secretario de Cámara de S. S. I. el Obispo de Barcelona, por su mandato de este firmase el Decreto de aprobación. Era como el nacimiento oficial de la misma. Se comunicó a las Hermanas el 21 del mismo mes y año.

1879. - El Noviciado de Santa Cruz de Vallcarca en marcha. Después de la división Juana Gratias abrió el Noviciado en Santa Cruz de Vallcarca (Barcelona), lugar privilegiado del P. Palau. Con la aprobación del Obispo y las obras realizadas, comienza aquí la vida comunitaria regular, entre 1878 y 1879. Inicios humildes, penuria de medios, pero con generosidad en la entrega a la obra de “comenzar siempre”. Juana Gratias solicita, a la curia diocesana, la reserva del Santísimo en “oratorio doméstico”

1879. - Se establece una comunidad en la Villa de Gracia, en la Casa que tradicionalmente se considera la “Casa Madre”.

En este año se consigue la primera agregación a la Orden del Carmelo Teresiano, como respuesta a petición por carta de Juana Gratias, al General de la misma. También propone la conveniencia de nombrar un nuevo Director Carmelita

1907. – La Congregación es reconocida por la Santa Sede como Instituto de derecho pontificio: El Papa Pío X aprueba y confirma el Instituto como Congregación de Votos Simples en la fecha del 3 de diciembre Aprueba y benignamente confirma las Constituciones de las Hermanas Terciarias Carmelitas Descalzas, nombre que tenían entonces..

1910. - PRIMERA SALIDA DE LA CONGREGACIÓN FUERA DE ESPAÑA, AL CONTINENTE AMERICANO.


Las pioneras, seis animosas hijas del P. F. Palau llegan a la república Argentina, puerta del Nuevo Continente, siendo Villa Mercedes (San Luis) la primogénita de América. Estreno en casa vieja, acomodo sin ruido, con eficacia convincente. Dicen las crónicas “El temple espiritual suplió las deficiencias materiales de los comienzos. La comunidad primicia de Villa Mercedes comenzó a funcionar inmediatamente como si se hubiese instalado en lugar familiar y conocido”.

1917. - El Papa Benedicto XV aprueba y confirma las Constituciones, con el Decreto del 20 de mayo,

1925. – LA PRIMERA EXPEDICIÓN DIRECTAMENTE MISIONERA embarca el 10 de octubre en Barcelona rumbo a la Misión de los Padres Carmelitas Descalzos De Urabá (Colombia) Se embarca en Barcelona, el 10 de octubre, la primera expedición misionera, destinada directamente a la Misión carmelitana de Urabá (Colombia). seis intrépidas Carmelitas Misioneras iniciaban la venturosa singladura, acompañadas del P. Severino de Sta. Teresa. No dejéis de leer la crónica. Es muy elocuente, y muy emocionante esta despedida de la comunidad de la Casa Madre, que acompañaron a las misioneras hasta el puerto. (Cf. pag. 1129, II Vol. Carmelitas Misioneras)

1936. – Acontecimiento luctuoso: Guerra Civil en España. La Congregación sufre grandes pérdidas materiales, sobre todo en la zona de Cataluña. Especialmente dolorosa es la desaparición del Archivo de la Casa Madre, en Barcelona, y digno de toda alabanza el que Cuatro Carmelitas Misioneras fueran coronadas con el martirio. ((Ver Pag 48 y siguientes del III Volumen de la H de C. M.))

1958. – El 3 de Octubre tiene lugar la erección oficial y solemne de las Provincias, autorizada por la Santa Sede, mediante los rescriptos del 22 de junio de 1957 y del 14 de julio de 1958, modificando, convenientemente, a tal efecto las Constituciones vigentes. Había crecido lo suficiente como para repartir sus Comunidades en 6 Provincias, cuyas sedes eran: Barcelona, Madrid, San Sebastián, Argentina, Medellín y Bogotá. El día 12 de septiembre el Consejo General llegó a Roma. Se reunió el día 13 para nombrar a las nuevas Provinciales, y las primeras de sus respectivas Consejeras. De 23 al 30 hacen Ejercicios Espirituales, preparación para la citada erección.

1960. – “Cien años, Ecos de un Centenario”, el boletín encargado de recoger e informar de las celebraciones en todo el ámbito de la Congregación, desborda gozo, gratitud, fecundidad de vida. Recoge las publicaciones oficiales para recordar y celebrar los cien años de existencia de nuestra familia religiosa, nos da cuenta de preparativos oficiales, solemnidades inaugurales y de clausura a lo largo de toda la geografía congregacional y del Año Jubilar. Ninguna comunidad dejó de participar en este gran evento, En la Casa Madre de Barcelona, fueron realmente brillantes, en su sencillez.

Eficaz resultó la circular, enviada por la General a las comunidades con fecha del 10 de enero de 1960, verdadero documento de convocatoria. “Hemos llegado al año 1960, en el que por la gracia de Dios puede cantar un himno gratitud al Señor al ver coronados nuestros esfuerzos de 100 años con la celebración del primer centenario de su fundación. Más unidas que nunca por los lazos del amor y la fraternidad, dispongámonos a celebrar estas fiestas centenarias con el máximo esplendor”. Insiste después en que la mejor acción de gracias es la renovación de la vida espiritual por parte de todas. A nuestro gozo contribuyó la bendición enviada por Juan XXIII al momento de la apertura y el telegrama remitido de la clausura.

Entre los grandes éxitos alcanzados por las celebraciones centenarias ocupa lugar destacado la promoción del P. Fundador. En ningún momento había conseguido tanta popularidad, nunca había resonado su nombre en ambientes tan amplios y dispares. Todas sus hijas trabajaron incansables por darlo a conocer. Una de sus preocupaciones fue sacar al Fundador literalmente a la calle, para que su nombre llenar las placas de calles y plazas.

Cuando el P. Palau entregaba a los avatares de la historia, su obra fundacional, la “Obra de Dios” comenzada en 1860 apenas contaba con 30 miembros. Un siglo después celebran exultantes los 10 años de vida 1774 Carmelitas Misioneras, 100 novicias, 112 postulantes, distribuidas en 166 comunidades y repartidas por 14 naciones de cuatro continentes. Es notable la expansión de la misma.

1963. – Un sueño acariciado por bastantes años se realiza el 31 de mayo: la sede de la Casa General se trasfiere de Barcelona a Roma. Los años aquí pasados confirman lo valiosa que es esta presencia para el gobierno, atención y comunicación de toda la Familia, que es el Carmelo Misionero, y resalta la vivencia en ella de la COMUNIÓN.

1970.– En el Capítulo Especial, celebrado en Roma del 23 de febrero al 29 de junio, para la revisión de las Leyes, a norma del motu propio Ecclesiae Santae, del Concilio Vaticano II, se elaboran los Documentos Capitulares, que modifican ad experimentum, las Constituciones de 1957.

La formulación del carisma fundacional viene esclarecida por el estudio de las Fuentes. Los Escritos del Padre Fundador habían sido aprobados en el 1968

1972. – Primer Centenario de la muerte del P. Fundador. Año Palautiano, con iniciativas de estudio palautiano en toda la Congregación. La sencillez, la ilusión y el amor se palparon en todas sus celebraciones y actividades.

1982. - El Capítulo General reunido en Roma en la Casa General del 24 de agosto al 26 de Octubre, revisa y aprueba las nuevas Constituciones, que son presentadas a la Santa Sede para su aprobación, la que se realiza y confirma con el decreto del 16 de julio de 1983, solemnidad de la Virgen María del Monte Carmelo.

1988. –El 24 de Abril es solemnemente Beatificado, en la Plaza de S. Pedro del Vaticano, bajo una intensa lluvia, el P. Francisco Palau, NUESTRO FUNDADOR, por el Papa Juan Pablo II.


Es un hecho gozoso, que moviliza a toda la Congregación, que estuvo ampliamente representada por Hermanas de todas las Demarcaciones y acompañada de Párrocos y Obispos, familias, y personal de nuestras obras apostólicas.

2008. - Beatificación en la Plaza de San Pedro del Vaticano, de Cuatro Carmelitas Misioneras Mártires, el día 28 de Octubre, en el grupo de “498 Mártires del siglo XX en España”.

La Causa de Beatificación de estas Hermanas llegó a su conclusión el 20 de Abril de 2004. .

Grabadas en nuestros corazones están todavía aquellas profundas emociones vividas esta jornada inolvidable, que retaba a todo el Carmelo Misionero a vivir la plenitud de su identidad, “amar en comunión para el servicio incondicional a la Iglesia. A vivir con pasión la aventura a la que su savia vital la impulsa.

 

Por Flora Rodríguez, Carmelita Misionera



 faceb twitter

Ingresa

Recordarme

Barcelona 2017

formacion-carismatica-2017

Noticias

Solidarity with the flood victims, Nepal

Flood3

Aula de formación

logo-aula

Vidas ejemplares

Vidas-ejemplares-imagen

Juniorado Inter

 Comunicaciones

Salamanca-1-2017


Calendario Palautiano 2017

calendar

Idioma

Acción Pastoral

Pastoral-Argentina

taiwan-

cm-corea

rumania1

Thailandia

polonia-2015

Brasil1

Info Demarcaciones

INFO-DEM

Brasil 2017

Brasil-2017

Cátedra de Francisco Palau

CMS

logocms

CM Mártires

Presentación Canto a lo Divino

Foscarmis

solidaridad1-1

Video Cantayrac

Ciudad de Dios

ciudaddedios

El Carmelo de Cali

carmelo-cali

Contáctanos

 

email logo1Si deseas comunicarte con nosotras, escríbenos a carmisioneras@gmail.com tendremos el gusto de responder tus inquietudes.