Contenido de este artículo
Salterio IV Semana
Domingo IV
Lunes IV
Martes IV
Miércoles IV
Jueves IV
Viernes IV
Sábado IV
Anexo
Todas las páginas


SÁBADO IV

LAUDES        (Oración de la mañana)

 

INVOCACIÓN INICIAL

V. Señor, ábreme los labios.

R. Y mi boca proclamará tu alabanza.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

 

Invitatorio

Ant.   Escuchemos la voz del Señor y entremos en su descanso.

Salmo del invitatorio (23, 66, 94 o 99)*

 

Repetir antífona

 

Himno del Tiempo ordinario

   Bello es el rostro de la luz, abierto

sobre el silencio de la tierra; bello

hasta cansar mi corazón, Dios mío.

Un pájaro remueve la espesura

y luego, lento, en el azul se eleva,

y el canto le sostiene y pacifica.

Así mi voluntad, así mis ojos

se levantan a ti; dame temprano

la potestad de comprender el día.

Despiértame, Señor, cada mañana,

hasta que aprenda a amanecer,

Dios mío, en la gran luz de la misericordia. Amén.

 

Otro HIMNO

Dador de luz espléndido

a cuya luz serena,

pasada ya la noche,

el día se despliega.

 

Mensajero de luz

que de luz centellea,

no es del alba el lucero:

eres tú, Luz de veras,

 

más brillante que el sol,

todo luz y pureza;

enciende nuestro pecho,

alumbra el alma nuestra.

 

Ven, Autor de la vida,

prez de la luz paterna,

sin cuya gracia el cuerpo

se sobresalta y tiembla.

 

A Cristo, rey piadoso,

y al Padre gloria eterna,

y por todos los siglos

al Espíritu sea.  Amén.

 

SALMODIA

Antífona 1

Fuera del tiempo pascual: Es bueno tocar para tu nombre, oh Altísimo, y proclamar por la mañana tu misericordia.

Día 24 de diciembre: Tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judá, pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo, Israel.

Tiempo pascual: ¡Qué magníficas son tus obras, Señor! Aleluya.

Salmo 91         ALABANZA DEL DIOS CREADOR

Dios es fiel. Las exterioridades de frondosidad y pujanza que ostentan los mortales se desinflarán; solo la inteligencia del espíritu y la rectitud de alma son potentes y perdurables en Aquel.

Este salmo canta las maravillas

realizadas en Cristo. (S. Atanasio)

Es bueno dar gracias al Señor

  y tocar para tu nombre, oh Altísimo,

  proclamar por la mañana tu misericordia

  y de noche tu fidelidad,

  con arpas de diez cuerdas y laúdes,

  sobre arpegios de cítaras.

 

Tus acciones, Señor, son mi alegría,

  y mi júbilo, las obras de tus manos.

  ¡Qué magníficas son tus obras, Señor,

  qué profundos tus designios!

  El ignorante no los entiende

  ni el necio se da cuenta.

 

Aunque germinen como hierba los malvados

  y florezcan los malhechores,

  serán destruidos para siempre.

  Tú, en cambio, Señor,

  eres excelso por los siglos.

 

Porque tus enemigos, Señor, perecerán,

  los malhechores serán dispersados;

  pero a mí me das la fuerza de un búfalo

  y me unges con aceite nuevo.

  Mis ojos despreciarán a mis enemigos,

  mis oídos escucharán su derrota.

 

El justo crecerá como una palmera,

  se alzará como un cedro del Líbano:

  plantado en la casa del Señor,

  crecerá en los atrios de nuestro Dios;

 

en la vejez seguirá dando fruto

  y estará lozano y frondoso,

  para proclamar que el Señor es justo,

  que en mi Roca no existe la maldad.

 

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

 

Antífona 1

Fuera del tiempo pascual: Es bueno tocar para tu nombre, oh Altísimo, y proclamar por la mañana tu misericordia.

Día 24 de diciembre: Tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judá, pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo, Israel.

Tiempo pascual: ¡Qué magníficas son tus obras, Señor! Aleluya.

Antífona 2

Fuera del tiempo pascual: Os daré un corazón nuevo, y os infundiré un espíritu nuevo.

Día 24 de diciembre: Alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación.

Tiempo pascual: Derramaré sobre vosotros un agua pura. Aleluya.

Cántico Ez. 36, 24-28  Dios renovará a su pueblo

Dios nos promete un camino de purificación y tras este la tierra prometida. Libres de ídolos, ilustrados por su sabiduría alcanzaremos el único tesoro.

Ellos serán su pueblo, y Dios

estará con ellos y será su Dios (Ap 21, 3)

Os recogeré de entre las naciones,

os reuniré de todos los países

y os llevaré a vuestra tierra.

 

Derramaré sobre vosotros un agua pura

que os purificará:

de todas vuestras inmundicias e idolatrías

os he de purificar;

y os daré un corazón nuevo,

y os infundiré un espíritu nuevo;

arrancaré de vuestra carne el corazón de piedra

y os daré un corazón de carne.

 

Os infundiré mi Espíritu,

y haré que caminéis según mis preceptos,

y que guardéis y cumpláis mis mandatos.

 

Y habitaréis en la tierra que di a vuestros padres.

Vosotros seréis mi pueblo

y  yo seré vuestro Dios.

 

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 2

Fuera del tiempo pascual: Os daré un corazón nuevo, y os infundiré un espíritu nuevo.

Día 24 de diciembre: Alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación.

Tiempo pascual: Derramaré sobre vosotros un agua pura. Aleluya.

Antífona 3

Fuera del tiempo pascual: De la boca de los niños de pecho, Señor, has sacado tu alabanza.

Día 24 de diciembre: «Mañana será el día de vuestra salvación», dice el Señor, Dios de los ejércitos.

Tiempo pascual: Todo es vuestro, vosotros de Cristo, y Cristo de Dios. Aleluya.

Salmo 8  Majestad del Señor y dignidad del hombre

Dios es magnífico en sus obras, particularmente en el ser humano. Pero, Él no precisa tampoco de nuestra alabanza, pues por más que el soberbio se la niegue, naturalmente la recibe de los niños y de los pequeños.

Todo lo puso bajo sus pies, y lo dio a la

Iglesia, como cabeza, sobre todo (Ef 1, 22)

Señor, dueño nuestro,

  ¡que admirable es tu nombre

  en toda la tierra!

 

Ensalzaste tu majestad sobre los cielos.

De la boca de los niños de pecho

has sacado una alabanza contra tus enemigos,

para reprimir al adversario y al rebelde.

 

Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos,

  la luna y las estrellas que has creado.

  ¿qué es el hombre, para que te acuerdes de Él;

  el ser humano, para darle poder?.

 

Lo hiciste poco inferior a los ángeles,

  lo coronaste de gloria y dignidad,

  le diste el mando sobre las obras de tus manos,

  todo lo sometiste bajo sus pies;

 

rebaños de ovejas y toros,

  y hasta las bestias del campo,

  las aves del cielo, los peces del mar,

  que trazan sendas por el mar.

 

Señor, dueño nuestro,

  ¡que admirable es tu nombre

  en toda la tierra!

 

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 3

Fuera del tiempo pascual: De la boca de los niños de pecho, Señor, has sacado tu alabanza.

Día 24 de diciembre: «Mañana será el día de vuestra salvación», dice el Señor, Dios de los ejércitos.

Tiempo pascual: Todo es vuestro, vosotros de Cristo, y Cristo de Dios. Aleluya.

Tiempo ordinario

LECTURA BREVE  2 Pe. 3, 13-15ª

    Nosotros conforme a la promesa del Señor esperamos cielos nuevos y tierra nueva, en los que tiene su morada la santidad. Por eso, carísimos, mientras esperáis estos acontecimientos, procurad con toda diligencia que Él os encuentre en paz, sin mancha e irreprochables. Considerad esta paciente espera de nuestro Señor como una oportunidad para alcanzar la salud.

 

RESPONSORIO BREVE

V/. Te aclamarán mis labios, Señor.

R/. Te aclamarán mis labios, Señor.

V/. Mi lengua recitará tu auxilio.

R/. Mis labios, Señor.

V/. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

R/. Te aclamarán mis labios, Señor.

 

CÁNTICO EVANGÉLICO

Ant.   Guía nuestros pasos, Señor, por el  camino de la paz.

Benedictus       Lc 1, 68-79

EL MESÍAS Y SU PRECURSOR

Repetir antífona

 

PRECES

Adoremos a Dios, que por su Hijo ha dado vida y esperanza al mundo, y supliquémosle diciendo:

            Escúchanos, Señor.

 

 Señor, Padre de todos, tú que nos has hecho llegar al comienzo de este día,

haz que toda nuestra vida unida a la de Cristo sea alabanza de tu gloria.

 

Que vivamos siempre arraigados en la fe, esperanza y caridad,

que tú mismo has infundido en nuestras almas.

 

Haz que nuestros ojos estén siempre levantados hacia ti,

para que respondamos con presteza  a tus llamadas

 

Defiéndenos de los engaños y seducciones del mal,

y presérvanos de todo pecado.

 Se pueden añadir algunas intenciones libres

 

Contentos por sabernos hijos de Dios, digamos a nuestro padre:

Padre nuestro.

Oración

                 Dios todopoderoso y eterno, luz resplandeciente y día sin ocaso, al volver a comenzar un nuevo día te pedimos que nos visites con el esplendor de tu luz y disipes así las tinieblas de nuestros pecados.

—Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

CONCLUSIÓN

V.  El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.

R.  Amén.

El Sábado por la tarde serían ya las I Vísperas del Domingo I.



 faceb twitter

Ingresa

Recordarme

Barcelona 2017

formacion-carismatica-2017

Aula de formación

logo-aula

Vidas ejemplares

Vidas-ejemplares-imagen

Juniorado Inter

 Comunicaciones

Salamanca-1-2017


Calendario Palautiano 2017

calendar

Idioma

Acción Pastoral

Pastoral-Argentina

taiwan-

cm-corea

rumania1

Thailandia

polonia-2015

Brasil1

Info Demarcaciones

INFO-DEM

Brasil 2017

Brasil-2017

Cátedra de Francisco Palau

CMS

logocms

CM Mártires

Presentación Canto a lo Divino

Foscarmis

solidaridad1-1

Video Cantayrac

Ciudad de Dios

ciudaddedios

El Carmelo de Cali

carmelo-cali

Contáctanos

 

email logo1Si deseas comunicarte con nosotras, escríbenos a carmisioneras@gmail.com tendremos el gusto de responder tus inquietudes.