Contenido de este artículo
Salterio III Semana
Domingo III
Lunes III
Martes III
Miércoles III
Jueves III
Viernes III
Sábado III
Anexo
Todas las páginas


JUEVES III

LAUDES         (Oración de la mañana)

 

INVOCACIÓN INICIAL

V. Señor, ábreme los labios.

R. Y mi boca proclamará tu alabanza.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Invitatorio

Ant. Venid, adoremos al Señor, porque Él es nuestro Dios.

Salmo del invitatorio (23, 66, 94 o 99)*

 

Repetir antífona

 

Himno del Tiempo ordinario:

Autor del cielo y el suelo,

que, por dejarlas más claras,

las grandes aguas separas,

pones un límite al hielo.

Tú que das cauce al riachuelo

y alzas la nube a la altura,

tú que en cristal de frescura

sueltas las aguas del río

sobre las tierras de estío,

sanando su quemadura,

danos tu gracia, piadoso,

para que el viejo pecado

no lleve al hombre engañado

a sucumbir a su acoso.

Hazme en la fe luminoso,

alegre en la austeridad,

y hágale tu claridad

salir de sus vanidades;

dale, Verdad de verdades,

el amor a tu verdad. Amén.

 

Otro HIMNO

Señor, cuando florece un nuevo día

en el jardín del tiempo,

no dejes que la espina del pecado

vierta en él su veneno.

 

El trabajo del hombre rompe el surco

en el campo moreno;

en frutos de bondad y de justicia

convierte sus deseos.

 

Alivia sus dolores con la hartura

de tu propio alimento;

y que vuelvan al fuego de tu casa

cansados y contentos. Amén.

 

SALMODIA

Antífona 1

Fuera del tiempo pascual: ¡Qué pregón tan glorioso para ti, ciudad de Dios!

Jueves antes del 24 de diciembre: A ti, Señor, levanto mi alma; ven y líbrame, Señor, que en ti confío.

Tiempo pascual: Cantaremos mientras danzamos: «Todas mis fuentes están en ti, ciudad de Dios.» Aleluya.

 

Salmo 86  Jerusalén, madre de todos los pueblos

Como auténtica porción del Señor, cantamos el privilegio de disfrutar de su preferencia y su gracia.

 La Jerusalén de arriba es libre; ésa es nuestra madre. (Ga 4,26)

 

Él la ha cimentado sobre el monte santo;

  y el Señor prefiere las puertas de Sión

  a todas las moradas de Jacob.

¡Qué pregón tan glorioso para ti,

  ciudad de Dios!

  "Contaré a Egipto y a Babilonia

  entre mis fieles;

  filisteos, tirios y etíopes

  han nacido allí".

Se dirá de Sión: "uno por uno

  todos han nacido en ella;

  el Altísimo en persona la ha fundado".

El Señor escribirá en el registro de los pueblos:

  "Éste ha nacido allí".

  Y cantarán mientras danzan:

  "todas mis fuentes están en ti"

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 1

Fuera del tiempo pascual: ¡Qué pregón tan glorioso para ti, ciudad de Dios!

Jueves antes del 24 de diciembre: A ti, Señor, levanto mi alma; ven y líbrame, Señor, que en ti confío.

Tiempo pascual: Cantaremos mientras danzamos: «Todas mis fuentes están en ti, ciudad de Dios.» Aleluya.

Antífona 2

Fuera del tiempo pascual: El Señor llega con poder, y su recompensa lo precede.

Jueves antes del 24 de diciembre: Da su paga, Señor, a los que esperan en ti, para que tus profetas sean hallados veraces.

Tiempo pascual: Como un pastor, reúne su rebaño, toma en brazos los corderos. Aleluya.

 

Cántico El BUEN PASTOR ES EL DIOS ALTÍSIMO Y SAPIENTÍSIMO

   Is. 40, 10-17

Aclamamos el poder salvador de Dios, su señorío imperceptible sobre todos los rincones de la tierra, y su justicia retributiva, para cada uno, en su día.

 Mira, llego en seguida y traigo conmigo mi salario.

 (Ap 22,12)

 

Mirad, el Señor Dios llega con poder,

y su brazo manda.

Mirad, viene con Él su salario

y su recompensa lo precede.

Como un pastor que apacienta el rebaño,

su brazo lo reúne,

toma en brazos los corderos

y hace recostar a las madres.

¿Quién ha medido a puñados el mar

 o mensurado a palmos el cielo,

 o a cuartillos el polvo de la tierra?

¿Quién ha pesado en la balanza los montes

 y en la báscula las colinas?

¿Quién ha medido el aliento del Señor?

¿Quién le ha sugerido su proyecto?

¿Con quién se aconsejó para entenderlo,

 para que le enseñara el camino exacto,

 para que le enseñara el saber

 y le sugiriese el método inteligente?

Mirad, las naciones son gotas de un cubo

y valen lo que el polvillo de balanza.

Mirad, las islas pesan lo que un grano,

el Líbano no basta para leña,

sus fieras no bastan para el holocausto.

En su presencia, las naciones todas,

como si no existieran,

valen para Él nada y vacío.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 2

Fuera del tiempo pascual: El Señor llega con poder, y su recompensa lo precede.

Jueves antes del 24 de diciembre: Da su paga, Señor, a los que esperan en ti, para que tus profetas sean hallados veraces.

Tiempo pascual: Como un pastor, reúne su rebaño, toma en brazos los corderos. Aleluya.

 

Antífona 3

Fuera del tiempo pascual: Ensalzad al Señor, Dios nuestro, postraos ante el estrado de sus pies.

Jueves antes del 24 de diciembre: Vuélvete, Señor, a nosotros y no tardes más en venir.

Tiempo pascual: El Señor es grande en Sión, encumbrado sobre todos los pueblos. Aleluya

Salmo 98 Santo es el Señor, nuestro Dios

El Señor es soberano y favorece a quienes le buscan.

Tú, Señor, que estás sentado sobre querubines, restauraste el mundo caído, cuando te hiciste semejante a nosotros.

(S. Atanasio)

 

El Señor reina, tiemblen las naciones;

  sentado sobre querubines, vacile la tierra.

El Señor es grande en Sión,

  encumbrado sobre todos los pueblos.

  Reconozcan tu nombre, grande y terrible:

  Él es santo.

Reinas con poder y amas la justicia,

  Tú has establecido la rectitud;

  Tú administras la justicia y el derecho,

  Tú actúas en Jacob.

Ensalzad al Señor, Dios nuestro,

  postraos ante el estrado de sus pies:

  Él es santo.

Moisés y Aarón con sus sacerdotes,

  Samuel con los que invocan su nombre,

  invocaban al Señor, y Él respondía.

  Dios les hablaba desde la columna de nube;

  oyeron sus mandatos y la ley que les dio.

Señor, Dios nuestro, Tú les respondías,

  Tú eras para ellos un Dios de perdón,

  y un Dios vengador de sus maldades.

Ensalzad al Señor, Dios nuestro,

  postraos ante su monte santo:

  santo es el Señor, nuestro Dios.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 3

Fuera del tiempo pascual: Ensalzad al Señor, Dios nuestro, postraos ante el estrado de sus pies.

Jueves antes del 24 de diciembre: Vuélvete, Señor, a nosotros y no tardes más en venir.

Tiempo pascual: El Señor es grande en Sión, encumbrado sobre todos los pueblos. Aleluya

 

Tiempo ordinario

 

LECTURA BREVE       1Pe. 4, 10-11

Que cada uno, con el don que ha recibido, se ponga al servicio de los demás, como buenos administradores de la múltiple gracia de Dios. El que se toma la palabra que hable palabra de Dios. El que se dedica al servicio que lo haga  en virtud del encargo recibido de Dios. Así, Dios será glorificado en todo, por medio de Jesucristo, Señor nuestro, cuya es la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. 

RESPONSORIO BREVE

V.        Te invoco de todo corazón, respóndeme, Señor.

R.        Te invoco de todo corazón, respóndeme, Señor.


V.       
Guardaré tus leyes.

R.        Respóndeme, Señor.

V.        Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R.        Te invoco de todo corazón, respóndeme, Señor.

CÁNTICO EVANGÉLICO

Ant.   Sirvamos al Señor con santidad y nos librará de la mano de nuestros enemigos.

Benedictus       Lc 1, 68-79

EL MESÍAS Y SU PRECURSOR

 

Repetir antífona

 

PRECES

Demos gracias al Señor, que dirige y guía con amor a su pueblo, y digámosle:

Gloria a ti, Señor, por los siglos.

Señor, rey del universo, te alabamos por el amor que nos tienes,

—porque de manera admirable nos creaste y más admirablemente aún nos redimiste.

Al comenzar este nuevo día, pon en nuestros corazones el anhelo de servirte,

—para que te glorifiquemos en todos nuestros pensamientos y acciones.

Purifica nuestros corazones de todo mal deseo,

—y haz que estemos siempre atentos a tu voluntad.

Danos un corazón abierto a las necesidades de nuestros hermanos,

—para que a nadie falte la ayuda de nuestro amor.

  Se pueden añadir algunas intenciones libres.

 

Señor Jesús, aumenta la santidad de los sacerdotes,

para que guíen con sabiduría al pueblo que les ha sido confiado.

Acudamos ahora a nuestro Padre celestial, diciendo:  Padre nuestro.

 

Oración

Dios todopoderoso y eterno: a los pueblos que viven en tinieblas y en sombra de muerte, ilumínalos con tu luz, ya que con ella nos ha visitado el sol que  nace de lo alto, Jesucristo, nuestro Señor.

—Él, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

R.  Amén.

CONCLUSIÓN

V.  El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.

R.  Amén.


Jueves III por la tarde (VÍSPERAS)

 

SALUDO INICIAL:

V. Dios mío, ven en mi auxilio.

R. Señor, date prisa en socorrerme.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Himno tiempo ordinario:

Éste es el día del Señor.

Éste es el tiempo de la misericordia.

Delante de tus ojos

ya no enrojeceremos

a causa del antiguo

pecado de tu pueblo

Arrancarás de cuajo

el corazón soberbio

y harás un pueblo humilde

de corazón sincero.

En medio de las gentes,

nos guardas como un resto

para cantar tus obras

y adelantar tu reino.

Seremos raza nueva

para los cielos nuevos;

sacerdotal estirpe,

según tu Primogénito

Caerán los opresores

y exultarán los siervos;

los hijos del oprobio

serán tus herederos.

Señalarás entonces

el día del regreso

para los que comían

su pan en el destierro.

¡Exulten mis entrañas!

¡Alégrese mi pueblo!

Porque el Señor que es justo

revoca sus decretos:

La salvación se anuncia

donde acechó el infierno,

porque el Señor habita

en medio de su pueblo.

Otro HIMNO

Enfría, Señor, mi boca;

Señor, reduce mi braza;

dame, como te lo pido,

concordia de cuerpo y alma.

 

Frente al perverso oleaje,

ponme costado de gracia;

dame, como te lo pido

concordia de cuerpo y alma.

 

Señor, mitiga mi angustia;

remite, Señor, mi ansia;

dame como te clamo,

concordia de cuerpo y alma.

 

No dejes que los sentidos

me rindan en la batalla;

Señor, Señor, no me niegues

concordia de cuerpo y alma.

 

SALMODIA

 

Antífona 1

Fuera del tiempo pascual: Que tus fieles, Señor, te aclamen al entrar en tu morada.

Jueves antes del 24 de diciembre: A ti, Señor, levanto mi alma; ven y líbrame, Señor, que en ti confío.

Tiempo pascual: El Señor Dios le ha dado el trono de David, su padre. Aleluya.

Salmo 131 I Promesas a la casa de DAVID

El Señor Dios le dará el trono de David, su padre.

(Lc 1,32)

 

Señor, tenle en cuenta a David

  todos sus afanes:

  cómo juró al Señor

  e hizo voto al Fuerte de Jacob:

"No entraré bajo el techo de mi casa,

  no subiré al lecho de mi descanso,

  no daré sueño a mis ojos,

  ni reposo a mis párpados,

  hasta que encuentre un lugar para el Señor,

  una morada para el fuerte de Jacob".

Oímos que estaba en Éfrata,

  la encontramos en el Soto de Jaar:

  entremos en su morada,

  postrémonos ante el estrado de sus pies.

Levántate, Señor, ven a tu mansión,

  ven con el arca de tu poder:

  que tus sacerdotes se vistan de gala,

  que tus fieles vitoreen.

  Por amor a tu siervo David,

  no niegues audiencia a tu Ungido.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 1

Fuera del tiempo pascual: Que tus fieles, Señor, te aclamen al entrar en tu morada.

Jueves antes del 24 de diciembre: A ti, Señor, levanto mi alma; ven y líbrame, Señor, que en ti confío.

Tiempo pascual: El Señor Dios le ha dado el trono de David, su padre. Aleluya.

Antífona 2

Fuera del tiempo pascual: El Señor ha elegido a Sión, ha deseado vivir en ella.

Jueves antes del 24 de diciembre: Da su paga, Señor, a los que esperan en ti, para que tus profetas sean hallados veraces.

Tiempo pascual: Jesucristo es el único Soberano, el Rey de los reyes y el Señor de los señores. Aleluya.

 

Salmo 131 II

El Señor ha jurado a David

  una promesa que no retractará:

  "A uno de tu linaje

  pondré sobre tu trono.

Si tus hijos guardan mi alianza

  y los mandatos que les enseño,

  también sus hijos, por siempre,

  se sentarán sobre tu trono".

Porque el Señor ha elegido a Sión,

  ha deseado vivir en ella:

  "Esta es mi mansión por siempre,

  aquí viviré, porque la deseo.

Bendeciré sus provisiones,

  a sus pobres los saciaré de pan,

  vestiré a sus sacerdotes de gala,

  y sus fieles aclamarán con vítores.

Haré germinar el vigor de David,

  enciendo una lámpara para mi Ungido.

  A sus enemigos los vestiré de ignominia,

  sobre Él brillará mi diadema".

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 2

Fuera del tiempo pascual: El Señor ha elegido a Sión, ha deseado vivir en ella.

Jueves antes del 24 de diciembre: Da su paga, Señor, a los que esperan en ti, para que tus profetas sean hallados veraces.

Tiempo pascual: Jesucristo es el único Soberano, el Rey de los reyes y el Señor de los señores. Aleluya.

 

Antífona 3

Fuera del tiempo pascual:  El Señor le dio el poder, el honor y el reino, y todos los pueblos le servirán.

Jueves antes del 24 de diciembre: Vuélvete, Señor a nosotros y no tardes más en venir.

Tiempo pascual: ¿Quien como tu, Señor, entre los dioses? ¿Quien como tú, terrible entre los santos? Aleluya.

 

Cántico  EL JUICIO DE DIOS

Ap. 11, 17-19; 12, 10b-12ª

Gracias te damos, Señor Dios omnipotente,

 el que eres y el que eras,

 porque has asumido el gran poder

 y comenzaste a reinar.

Se encolerizaron las gentes,

llegó tu cólera,

y el tiempo de que sean juzgados los muertos,

y de dar el galardón a tus siervos los profetas,

y a los santos y a los que temen tu nombre,

y a los pequeños y a los grandes,

y de arruinar a los que arruinaron la tierra.

Ahora se estableció la salud y el poderío,

y el reinado de nuestro Dios,

y la potestad de su Cristo;

porque fue precipitado

el acusador de nuestros hermanos,

el que los acusaba ante nuestro Dios día y noche.

Ellos le vencieron en virtud de la sangre del Cordero

 y por la palabra del testimonio que dieron,

 y no amaron tanto su vida que temieran la muerte.

 Por esto, estad alegres, cielos,

 y los que moráis en sus tiendas.

V. Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Antífona 3

Fuera del tiempo pascual:  El Señor le dio el poder, el honor y el reino, y todos los pueblos le servirán.

Jueves antes del 24 de diciembre: Vuélvete, Señor a nosotros y no tardes más en venir.

Tiempo pascual: ¿Quien como tu, Señor, entre los dioses? ¿Quien como tú, terrible entre los santos? Aleluya.

 

Tiempo ordinario

 

LECTURA BREVE             1Pe 3, 8-9

Procurad todos tener un mismo pensar y un mismo sentir: con afecto fraternal, con ternura, con humildad. No devolváis mal por mal o insulto por insulto; al contrario, responded con una bendición, porque vuestra vocación mira a esto: a heredar una bendición.

RESPONSORIO BREVE

V.        Nos alimentó el Señor con flor de harina.

R.        Nos alimentó el Señor con flor de harina.

V.        Nos sació con miel silvestre.

R.        Con flor de harina.

V.        Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.

R.        Nos alimentó el Señor con flor de harina.

CÁNTICO EVANGÉLICO

Ant.  El Señor derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes.

 

Magníficat        Lc 1, 46-55

Alegría del alma en el Señor

 

Repetir antífona

 

PRECES

Invoquemos a Cristo, pastor, protector y ayuda de su pueblo, diciendo:

Señor, refugio nuestro, escúchanos

Bendito seas, Señor, que nos has llamado a tu santa Iglesia;

—haz que seamos fieles a esta dignación de tu amor.

Tú que has encomendado al Papa N. La preocupación por todas las Iglesias,

—concédele una fe inquebrantable, una esperanza viva y una caridad solícita.

Da a los pecadores la conversión, a los que caen, fortaleza,

—y concede a todos la penitencia y la salvación.

Tú que quisiste habitar en un país extranjero,

—acuérdate de los que viven lejos de su familia y de su patria.

       Se pueden añadir algunas intenciones libre.

 

Padre santo, que has elegido a nuestros pastores para que den fruto,

—haz que el fruto de su santidad dure.

 

A todos los difuntos que esperaron en ti,

—concédeles el descanso eterno.

Ya que por Jesucristo somos hijos de Dios, oremos con plena confianza a Dios nuestro Padre: Padre nuestro.

 

Oración

Dios todopoderoso, te damos  gracias por el día que termina e imploramos tu clemencia para que nos perdones benignamente todas las faltas que, por la fragilidad de la condición humana, en él hayamos cometido.

—Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

CONCLUSIÓN

V.  El Señor nos bendiga, nos guarde de todo mal y nos lleve a la vida eterna.

R.  Amén.



 faceb twitter

Ingresa

Recordarme

Barcelona 2017

formacion-carismatica-2017

Aula de formación

logo-aula

Vidas ejemplares

Vidas-ejemplares-imagen

Juniorado Inter

 Comunicaciones

Salamanca-1-2017


Calendario Palautiano 2017

calendar

Idioma

Acción Pastoral

Pastoral-Argentina

taiwan-

cm-corea

rumania1

Thailandia

polonia-2015

Brasil1

Info Demarcaciones

INFO-DEM

Brasil 2017

Brasil-2017

Cátedra de Francisco Palau

CMS

logocms

CM Mártires

Presentación Canto a lo Divino

Foscarmis

solidaridad1-1

Video Cantayrac

Ciudad de Dios

ciudaddedios

El Carmelo de Cali

carmelo-cali

Contáctanos

 

email logo1Si deseas comunicarte con nosotras, escríbenos a carmisioneras@gmail.com tendremos el gusto de responder tus inquietudes.