25 years of joyful  thanksgiving

               

25th-year-09Though our hearts are in pain for our brothers and sisters in the Philippines because of the devastation caused by the recent calamities, we the Carmelite Missionaries from Fr. Francisco Palau Province joyfully and with deep gratitude to the Lord celebrated the 25th year of our presence here in Taiwan. It was held last November 9, 2013 at Our Lady of Mt. Carmel Parish in Hsinchu City. The celebration was highlighted with the Eucharist presided over by Bishop Emeritus Luke Liu, the same bishop who 25 years ago pave the way for us Carmelite Missionaries to be in the  service of the  Church of Taiwan. It was through the Bishop’s invitation that we were able to immerse and embraced another face of the wounded Church of Christ. The Holy Mass was concelebrated with our 18 priests’ friends mostly missionaries who shared with us their joy, gratitude and admiration for the sisters’ unconditional love and service and the passion for the mission.

 

            It was a joyful yet solemn celebration that we cannot help but to shed tears of joy and gratitude to the Lord for sustaining us with His graces throughout these years. Deep in our hearts we are moved to renew our commitment to once again offer our lives in the service of our Congregation and of the Church particularly here in Taiwan. Likewise, Sr. Ma. Corazon T. Lobo, cm, our Provincial Superior, together with Sr. Genia Bolima, cm Provincial Bursar and Sr. Mercedes Castellano, cm one of the first sisters who came to Taiwan graced the celebration expressed her deep appreciation to Bishop Luke Liu, the sisters from different congregations, priests and lay collaborators from the different Diocese in Taiwan who have been instrumental for the success and fruitfulness of our mission  and for the undying support and help they have shown to us Carmelite Missionaries.

 

            Most people whom we have encountered, work and collaborate with   have always good words for us not only in doing our work in the mission but also in our own little way, for 25 years we were able to lived and still living out what our Fr. Founder Blessed Francisco Palau said “I will go where the glory of God calls me/us”. Little these people have known it is we, the Carmelite Missionaries here in Taiwan have benefited from it all. We have grown in our faith trusting in the abundance of God’s goodness and Providence. We learned that God’s message of love often times can be conveyed in silence. Though we are not worthy yet we became God’s instruments of reaching out to those who needed most His love and care. As Sr. Corazon, our Provincial superior in her message said   “occasion like this calls for a joyful celebration and gratitude to the Lord” so with joy in our hearts we praise the Lord for His abundant blessing and we fervently beg Him to sustain us in the years ahead as we continue to respond to His call to proclaim His message of Love in the Church here in Taiwan. May you accompany us with your prayers that we may never waver in our commitment and passion for the mission.  To God be glory forever.


25 años de gozosa acción de gracias

Aunque nuestros corazones están en dolor por nuestros hermanos en Filipinas debido a los estragos causados por los calamidades recientes, nosotras las Carmelitas Misioneras de la Provincia P. Francisco Palau con gozo y profunda gratitud al Señor celebramos 25º años de nuestra presencia aquí en Taiwán que se celebró el pasado 9 de noviembre, 2013 en la parroquia de la Virgen del Monte Carmelo en Hsinchu City. El momento culminante fue la celebración de la Eucaristía presidida por el Obispo Emérito Luke Liu, el mismo que hace 25 años preparó el camino para las carmelitas misioneras de estar al servicio de la Iglesia de Taiwán. Fue a través de la invitación del Obispo que hemos sido capaces de sumergirse y abrazar otra cara de la Iglesia de Cristo herido. La Santa Misa fue concelebrada por 18 sacerdotes amigos y en su mayoría son misioneros que compartieron con nosotras su alegría, gratitud y admiración por el amor incondicional y servicio de las Hermanas y la pasión por la misión.

Fue una alegre y solemne celebración que no pudimos dejar de derramar las lágrimas de alegría y agradecimiento al Señor por sostenernos con su gracia a lo largo de estos años. En lo profundo de nuestros corazones nos mueve a  renovar nuestro compromiso de ofrecer una vez más nuestra vida al servicio de la Congregación y a la Iglesia sobre todo aquí en Taiwan. Asimismo, Hna. Mª. Corazon T. Lobo, cm, Superiora Provincial, junto con Hna. Genia Bolima, cm Ecónoma Provincial y Hna. Mercedes Castellano, cm una de las pioneras que vino a Taiwán hizo el honor de estar en la celebración expresando su profundo agradecimiento al Obispo Luke Liu, a las hermanas de varias congregaciones, sacerdotes y laicos colaboradores de las diferentes diócesis de Taiwán que han sido fundamentales para el éxito y la fecundidad de nuestra misión y el apoyo inquebrantable y la ayuda que han demostrado a nosotras las Carmelitas Misioneras en Taiwán.

La mayoría de las personas que nos hemos encontrado en el trabajo y en la colaboración  siempre tienen buenas palabras para nosotras, no sólo hacer nuestro trabajo en la misión, sino también por nuestro pequeño camino, porque en estos 25 años hemos sido capaces de vivir y seguimos viviendo con lo que nuestro fundador Beato Francisco Palau dijo: "Iré donde la gloria de Dios me llame/ nosotras".  Estas personas supieron un poco que somos nosotras, las Carmelitas Misioneras en Taiwán hemos beneficiado de esto. Hemos crecido en nuestra fe confiando en la abundancia de la bondad de Dios y su Providencia. Hemos aprendido que el mensaje de amor de Dios muchas veces se puede comunicar en silencio. A pesar de que no somos dignas aún nos convertimos en instrumentos de Dios para llegar a los más necesitados de su amor y cuidado. Como dijo Hna. Corazón Lobo, la Superiora Provincial en su mensaje: "una ocasión como está merece una celebración alegre y gratitud al Señor", con alegría en nuestros corazones alabamos al Señor por su bendición abundante, rogamos que nos sostenga en los próximos años a medida de que sigamos respondiendo a su llamada para proclamar su mensaje de amor en la Iglesia aquí de Taiwán. Os pedimos  que nos acompañéis con vuestras oraciones y que nunca vacilemos en nuestro compromiso y pasión por la misión. A Dios sea la gloria para siempre.


 faceb twitter

Ingresa

Recordarme

Liturgia Dominical

02D

Juniorado Inter

 Comunicaciones

Salamanca-1-2017


Barcelona 2017

formacion-carismatica-2017

Noticias

Solidarity with the flood victims, Nepal

Flood3

Aula de formación

logo-aula

Vidas ejemplares

Vidas-ejemplares-imagen

Idioma

Info Demarcaciones

INFO-DEM

Cátedra de Francisco Palau

Foscarmis

solidaridad1-1

Contáctanos

 

email logo1Si deseas comunicarte con nosotras, escríbenos a carmisioneras@gmail.com tendremos el gusto de responder tus inquietudes.